31 de diciembre de 2014

Porto Cristo

Itinerario: Muelle - Paseo de la Sirena - Plaza del Carmen - Av. Joan Amer (Sa Carrotja)

Para iniciar nuestra excursión, desde Palma, nos dirigimos a Manacor. Sin entrar en el núcleo urbano, rodeamos Manacor por su ronda tomando la dirección a Porto Cristo (PM-4020). Tras un trayecto de 14 Km. por carretera local llegaremos a nuestro destino final.

Nos adentramos en el núcleo urbano por el Carrer Port. Al llegar al muelle encontramos un aparcamiento (zona azul de pago); aunque en época estival suele estar muy concurrido y corremos el riesgo de no encontrar sitio podemos encontrar aparcamiento en cualquiera de las calles secundarias, apartados un poco del centro.



porto cristo muelle
Puerto deportivo (muelle)
Porto Cristo o Portocristo es una pequeña población de origen pesquero. Localidad perteneciente al municipio de Manacor es conocida, sin duda, por albergar en sus inmediaciones las famosas Cuevas del Drach y Cuevas de Hams, las más visitadas de la isla.

Seguramente os llame la atención su nombre con cierto aire italiano. Y es que, según una leyenda, en el año 1260 unos marineros italianos, tras salvar una tormenta, arribaron a este puerto donde en agradecimiento por llegar sanos y salvos dejaron las figuras de la Virgen portando en brazos un niño y otra de un Santo Cristo. No fue hasta 1891, en la “Guía Manual de las Islas Baleares” de Pere d’Alcantara Peña, cuando aparece por primera vez el topónimo Porto Cristo.

En 1888, el Marqués de Reguer presenta en el Ayuntamiento de Manacor un “Proyecto de barriada de casas” a la que llamó Colonia del Carmen, donde ya aparecen algunas de las calles de la población actual.

A finales del siglo XIX y principios del XX tiene lugar el descubrimiento de las cuevas del Drach y Hams, aparecen los primeros hoteles y Porto Cristo toma una gran importancia como puerto pesquero. En 1936 las tropas republicanas, al mando del Capitán Bayo, desembarcan en Porto Cristo tomando durante 20 días esta parte de la isla; tras este tiempo una contraofensiva del ejercito nacional, ayudada por la aviación italiana, bombardean y toman definitivamente la posición en uno de los episodios más negros de la historia del lugar.

Entre 1936 y 1940, debido a la Guerra Civil, se produce un estancamiento económico y turístico. La recuperación se produce poco a poco, durante la postguerra, hasta que en los años 60 y 70 del siglo pasado surge el boom turístico que transforma el estilo de vida de los portocristeños, convirtiéndose en una localidad turística, donde la pesca pasa a un segundo plano y que en la actualidad prácticamente ha dejado de existir.

La playa y puerto de Porto Cristo se encuentra protegido por una pequeña bahía cerrada por un lado por el Morro de sa Carabassa en cuyo extremo se alza un pequeño faro. Una manga de agua se adentra en la población como si de un fiordo se tratara.


El muelle del puerto deportivo es una de las partes más bonitas e ideales para pasear al atardecer, donde podemos observar los típicos llaüts amarrados  y además disfrutar de las numerosas terrazas tomando algo.

Su playa de arena fina puede ser recorrida por un corto paseo, algo elevado, desde donde podemos disfrutar de vistas sobre la bahía. Al final de este paseo podemos observar algunas cavidades horadadas en la roca que posiblemente fueron refugio de los antiguos pobladores de este enclave. Sobre la playa, más elevado que el anterior, se encuentra el Paseo de la Sirena, llamado así por la estatua que lo preside y donde los domingos se celebra el mercadillo.

Ya en el interior, situada en la Plaça del Carme, se encuentra la Iglesia de la Mare de Déu del Carme, construida en diferentes fases se comenzó en 1890 y se inauguró sesenta años más tarde.


En la Avenida Joan Amer encontramos restos de la basílica Paleocristiana de Sa Carrotja, de la que se conserva la pila bautismal. Datada del S.IV, es uno de los pocos testimonios materiales del cristianismo primitivo en Mallorca.

FUENTE: