26 de abril de 2013

Palma

Itinerario: Plaça d’Espanya – Mercat de l’Olivar – Plaça Major – Plaça de Cort (Ajuntament) - Basílica de Sant Francesc - Baños Árabes – La Seu (Catedral) – Palau de l’Almudaina  (…) Plaça de Cort - Plaça del Mercat – Passeig de La Rambla – Carrer dels Oms - Plaça España.

Tiempo aproximado del recorrido 2 horas, ritmo de paseo (2 Km/h), sin contar visitas a monumentos ni descansos. Se aconseja llevar calzado cómodo, una pequeña mochila con pic-nic y agua, algunas monedas, y en verano gorra y protector solar.

En esta excursión por la capital de la isla pasearemos por sus calles y plazas más antiguas en un recorrido lleno de contrastes. Desde la cultura árabe hasta el modernismo podremos admirar su arquitectura, cuya obra más importante es sin duda su catedral, La Seu.

Recorreremos la Palma comercial y bulliciosa. ¡No os asustéis! creedme, el tránsito de personas por las calles de esta ciudad no tiene nada que ver con la aglomeración estresante de cualquier gran ciudad. En Palma hasta el bullicio es tranquilo, por algo llaman a Mallorca “la isla de la calma”.

ruta palma plaza espanya catedral
Ruta Palma ida (Plaça Espanya-Catedral)


Comenzamos nuestro itinerario en la Plaça d'Espanya. Esta plaza es el lugar de encuentro de muchos palmesanos. En ella se encuentra el famoso “Café Cristal”, con más de medio siglo de historia y su peculiar interior decorado al estilo francés. Cruzando la avenida, encontramos la estación de metro junto a la estación del Tren de Sóller.

Nos dirigimos hacia el Carrer de Sant Miquel que tomamos hacia la izquierda, justo donde se encuentra la iglesia de Santa Catalina. En esta calle es donde pintores, músicos y bohemios muestran e interpretan sus obras al turista el cual se sumerge en un festival de colores y sonidos que obligan a ralentizar el paso.

Unos pocos metros más adelante, a nuestra izquierda, encontramos la Plaça de l’Olivar y el Mercat de l'Olivar. Mercado digno de ser visitado por su colorido y sobre todo por la frescura y variedad  de sus pescados vendidos, en ocasiones, por los propios pescadores. Podemos aprovechar además para comprar algún avituallamiento para el camino.

Siguiendo de nuevo por el Carrer de Sant Miquel encontramos a pocos metros, a la derecha, la iglesia de Sant Miquel, lugar donde la calle se estrecha en una vorágine de pequeños comercios y turistas que concluirá en la Plaça Major. En esta plaza, porticada rectangular, podemos encontrar mimos, hombres estatua, caricaturistas y artesanos que exponen sus cualidades artísticas al público. Debajo de esta plaza (bajando por las escaleras mecánicas) existe un pequeño centro comercial con tiendas, un pequeño supermercado y servicios públicos.

Salimos de la plaza por el pórtico lateral contrario al que entramos y cruzamos otra pequeña plaza, a nuestra derecha podemos observar el edificio modernista de Can Forteza Rei. Tomamos, a la derecha, el Carrer de Jaume II. En esta calle peatonal encontramos pequeños comercios de todo tipo. Sin llegar al final de la calle encontramos a la izquierda la Plaça de Cort, donde veremos un olivo centenario y maravillarnos con el artesonado de la cornisa del Ajuntament de Palma y su fachada barroca del siglo XVII.

Seguimos, dejando el Consistorio Municipal a nuestra derecha, hasta llegar a la Plaça Santa Eulàlia donde se encuentra la iglesia de Santa Eulàlia. Siguiendo adelante llegamos a la Plaça de Sant Francesc, donde podemos visitar la Basílica de Sant Francesc, dentro de la cual se encuentra la tumba del beato mallorquín Ramón Llull.

Frente a la Basílica y junto al Palacio del Marqués de Palmer, tomamos una calle estrecha, el Carrer del Pare Nadal. En un cruce de calles seguimos recto por el Carrer de Santa Clara. Esta calle se bifurca, a pocos metros, en dos: hacia la izquierda llegamos, al fondo, hasta el Monasterio de Santa Clara (normalmente cerrado al público) y hacia la derecha el Carrer de Can Serra nos lleva hasta los Baños Árabes.

Seguimos, dejando atrás los baños y giramos hacia la derecha por el Carrer de la Portella, donde encontramos el Museo de Mallorca. Siguiendo por el Carrer de la Portella, tomamos el siguiente cruce a nuestra izquierda para meternos en unas quebradas callejuelas que nos conducen hasta la parte trasera de la catedral. Siguiendo sus muros desembocamos en la pequeña Plaça de la Seu, donde se encuentra el Portal de l’Almoina, acceso lateral al interior de la Catedral de Palma.

Por fuera, rodeando el edificio, accederemos a la fachada principal de la Catedral, frente a la cual se encuentra el Palau de l’Almudaina. Una antigua ciudadela árabe que tras la reconquista fue residencia de gobernadores y reyes de la isla y actualmente es residencia oficial de los Reyes de España.

Siguiendo el rodeo llegamos al Carrer del Mirador, donde se encuentra el segundo portal lateral de la Catedral y donde podremos disfrutar de unas magníficas vistas de la bahía de Palma y el Parc de la Mar. Llegados a este punto es más que posible que nos apetezca reponer energías por lo que es ideal para tomar nuestro pic-nic y hacer un pequeño descanso. Bajando unas escalera, a la derecha podemos encontrar unos jardines con sombra junto al Palacio.

(…)

ruta palma catedral plaza espanya
Ruta Palma vuelta (Catedral-Plaça d'Espanya)

Para retomar nuestro itinerario nos situamos de espaldas a la fachada principal de la Catedral y tomamos, a la derecha, el Carrer del Palau Reial, calle que nos conduce a la ya conocida Plaça de Cort. A la izquierda tomamos el Carrer de Sant Domingo y buscamos unas escaleras que bajando nos conducen por unas estrechas calles hasta el Carrer de Sant Nicolau, casi al final de la cual se encuentra la iglesia de Sant Nicolau.

Tomamos cualquiera de las calles laterales a la iglesia y desembocamos en la Plaça del Mercat. En esta plaza se encuentra el Palau Berga, sede del Tribunal Superior de Justicia de las Islas Baleares, y el edificio modernista de Casasayas. Unos metros más adelante, en la Plaça Weyler, veremos otro edificio modernista, el Grand Hotel.

Seguimos adelante por el Carrer de la Riera, donde podemos ver el Teatre Principal y llegamos al Passeig de la Rambla. En este bonito bulevar podemos observar algunos puestos de flores cuyo olor nos acompañará durante nuestro paseo. Al final de La Rambla, a la derecha, giramos por el Carrer dels Oms. Una calle peatonal en ligero ascenso con multitud de comercios, cafeterías y, en algunas ocasiones, acompañados de una agradable música callejera.

Al final de esta calle desembocaremos en el principio del itinerario: la Plaça d’Espanya, acabando así nuestro recorrido circular.

2 comentarios:

  1. Palma I y Palma II son geniales. Muy recomendables a todo el mundo. Muchas gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario. Esto me anima a seguir describiendo itinerarios por esta hermosa ciudad, pronto publicaré un recorrido que nos lleve por los patios mallorquines, estad atentos. Un saludo.

      Eliminar

Tu comentario es importante, escríbelo aquí. Gracias...