15 de junio de 2013

Cuevas del Drach



Itinerario: Coves del Drach – Torre del Serral dels Falcons.

En época vacacional es muy aconsejable visitar las cuevas a primera hora de la mañana ya que tanto el aforo como el número de visitas al día está limitado y podemos correr el riesgo de no poder visitarlas ese día por estar todos los turnos completos. Durante el resto del año podemos sacar las entradas unas horas, incluso minutos antes.

Para comenzar nuestra excursión, desde Palma, tomaremos la conocida como carretera de Manacor (Ma-15), que es continuación de la calle Manacor en la capital. Esta carretera se trata de una vía de doble sentido (no autovía) que llega hasta Manacor sin pérdida.

Sin entrar en el núcleo urbano, rodeamos Manacor por su ronda en dirección a Porto Cristo (PM-402), que llegaremos tras un trayecto de 14 Km. Nos adentramos en la población siguiendo las indicaciones de las “Coves del Drach”. Tras cruzar un pequeño puente, dejando el puerto a nuestra izquierda, tomamos una carretera que en pocos minutos nos llevará hasta la entrada a las cuevas.

Las Coves del Drach deben su nombre a la creencia popular de que en sus entrañas habitaba un dragón (Drach) que salvaguardaba grandes tesoros.
Se cree que su origen data de la época geológica del miocénico (23 a 5 millones de años). Su formación es de origen cárstico (roca caliza) debida a la entrada de agua desde el mar.
Se tiene constancia escrita de esta cueva desde el año 1339 pero se tiene conocimiento de ella miles de años antes. Se cree que piratas moros escondían aquí sus tesoros y que el rey Jaime I mandó buscarlos, sin conocimiento de los resultados.
Pero la verdadera magnitud de estas cuevas no fue descubierta hasta el año 1896 cuando el espeleólogo francés Edouard A. Martel, invitado por su amigo el Archiduque Luis Salvador, inició la expedición a la cueva descubriendo unos de los lagos subterráneos más grandes del mundo y que puso su nombre: Lago Martel. Al otro lado descubrió una nueva cavidad a la que llamó Cueva de los Franceses. En el año 1880 se realizó el primer mapa de la cueva y en el año 1935 se inicia la explotación turística de las cuevas con la actual iluminación.
Las Cuevas del Drach son una serie de cuatro cavidades conectadas entre sí: la Cueva Blanca, la Cueva Negra, la Cueva de los Franceses y la Cueva de Luis Salvador. Tienen una longitud de aproximada de 2400 m. de los cuales sólo 1 Km. son visitables. Su temperatura constante de 20º proporciona al visitante una sensación de fresco pero no de frío. En su interior podemos ver formaciones de estalactitas y estalagmitas con formas curiosas algunas de ellas intrigantes. La mayor acumulación de agua (salada) se encuentra en el lago Martel de más de 100 m. de largo, donde tiene lugar un espectáculo de luz y música para los visitantes.

Acabada la visita a las cuevas salimos del aparcamiento y giramos a la derecha hasta llegar al cruce con la Av. Joan Servera Camps, de nuevo a la derecha y al final de la avenida podemos visitar la Torre del Serral dels Falcons. Se trata de una torre de defensa y vigilancia construida en el año 1577, parcialmente destruida durante la Guerra Civil española y reconstruida en el año 1960. Desde aquí tenemos unas vistas elevadas de esta hermosa parte de la costa y donde podemos dar un pequeño paseo por los alrededores.

La vuelta la realizaremos por el mismo lugar en sentido contrario, pasando por Manacor y desde allí hasta Palma.

FUENTES:


Actualizado 23-12-2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu comentario es importante, escríbelo aquí. Gracias...