15 de septiembre de 2013

Sa Llotja


La Lonja de Palma o Sa Llotja, como aquí en Mallorca se la conoce, es uno de los máximos exponentes del arte gótico civil en la isla. Construida a mediados del siglo XV, fue proyectada por el arquitecto y escultor Guillem Sagrera, procedente de Cataluña aunque se piensa que nació en Felanitx (Mallorca). En aquella época a los mercaderes les iba muy bien y decidieron construir un edificio, al que llamarían Colegio de los Mercaderes, para poder llevar a cabo sus negocios en un lugar cómodo y seguro.
El edificio es de planta rectangular con una única sala interior. Sus seis columnas con fuste de aristas helicoidales, sin basa ni capitel, ascienden hasta desplegarse en los nervios de las bóvedas de crucería: las columnas se retuercen ascendiendo hasta el techo donde los nervios de las bóvedas forman una especie de palmeras. Las llaves de las bóvedas presentan escudos originales de la Corona de Aragón y de la ciudad de Mallorca.
Si bajamos la mirada, en cada esquina y haciendo chaflán, vemos unas pequeñas puertas con un arco decorado con la imagen de cada uno de los evangelistas; de dos de estas puertas, las situadas del lado del mar, salen sendas escaleras de caracol para acceder a la terraza. En los días soleados la luz inunda la estancia y esto es gracias a los grandes ventanales, siendo los que mayor luminosidad aportan los del lado del mar por su orientación suroeste. En total hay ocho repartidas en sus cuatro paredes.

En el exterior podemos observar cuatro torreones octogonales en cada esquina y otros más pequeños repartidos por las fachadas coincidiendo con la alineación de las columnas interiores. La parte superior (terraza) está recorrida por unas hileras de ventanas rematadas por una crestería de almenas en forma triangular.
En el portal de la fachada principal encontramos una bella imagen del Ángel Defensor de la Mercadería. En el contrario, el de poniente, que da acceso a un espacio ajardinado que comunica con el Consolat de Mar (sede del Gobierno Balear), podemos ver una escultura de la Virgen María coronada por un ángel. Las grandes ventanas destacan por sus amplias ojivas decoradas.
Tres esculturas que representan a santos se encuentran situadas en cada esquina, en una de ellas no vemos imagen ya que se perdió hace tiempo. También podemos deleitarnos con las magníficas gárgolas que representan a animales fantásticos y con la bella decoración de las peanas que soportan las imágenes.
En la actualidad La Lonja de Palma es utilizada para exposiciones y puede ser visitada durante los días de exposición. Un pequeño paseo por la avenida junto al edificio (Paseo Sagrera) o tomar un refrigerio en algunas de la terrazas de alrededor, si es verano, serán un perfecto final para esta visita.

Fuentes:
http://palmavirtual.palmademallorca.es/portal/PALMA/turismo/contenedor1.jsp?seccion=s_floc_d4_v1.jsp&contenido=319&tipo=1&nivel=1400&layout=contenedor1.jsp&codResi=1&language=es&codMenu=1161&codMenuPN=851

1 comentario:

  1. Según las últimas noticias Sa Llotja abrirá sus puertas durante todo el año. Sin duda una buena noticia:
    http://www.diariodemallorca.es/mallorca/2012/04/02/sa-llotja-abierta-ano/756654.html

    ResponderEliminar

Tu comentario es importante, escríbelo aquí. Gracias...