15 de enero de 2014

Alcúdia (I)

Itinerario: Centro histórico de Alcúdia - Antigua Ciudad Romana de  Pol.lèntia – Ermita de la Victoria.

Tiempo: 1 día completo.
Consejo: Uno de los atractivos de Alcúdia es su mercadillo semanal, donde artesanos y payeses venden sus productos. Si planificamos nuestra visita para los días en que se lleva a cabo este mercadillo (martes y domingos) podremos disfrutar de un gran ambiente tradicional.

Para comenzar nuestra excursión debemos dirigirnos al norte de la isla. Para ello tomaremos la carretera Ma-13 o autovía de Inca, que sin pérdida nos llevará hasta la población de Alcúdia. Al llegar a nuestro destino podremos aparcar en alguno de los numerosos aparcamientos públicos gratuitos que hay cerca del casco antiguo de la ciudad (Camí Ronda, Av. Ca na Ferrera, Av. Príncep d’Espanya).

Alcúdia se encuentra situada al norte de la isla, formando parte de la península que divide las bahías de Pollença y Alcúdia. En su término municipal podemos observar dos tipos de paisajes: la zona llana, con cultivos e importantes humedales que se extiende hasta la playa, y una zona montañosa donde se encuentra el punto más elevado del término: Sa Talaia d’Alcúdia (444msnm).

La Villa de Alcudia, tal y como la conocemos hoy, tiene su origen en una antigua alquería islámica llamada Al-qudya, que significa colina o montaña pequeña.
Aunque la presencia humana en esta zona se remonta a 4000 años de antigüedad fue Quinto Cecilio Metelo quien, en el año 123 a.C. tras la conquista romana,  fundó la ciudad de Pol.lèntia, convirtiéndose esta urbe en la capital de la isla.
Con la ocupación árabe los pobladores desplazan sus casas hacia lo que hoy es el casco antiguo coincidiendo con el punto más alto del enclave.
Tras la conquista cristiana de Mallorca se establece El Repartiment de las tierras entre los colonos catalanes y ya se habla de la Vila d'Alcúdia como núcleo de población importante. Durante el reinado de Jaume II se acomete el amurallamiento de la Villa que actualmente podemos ver rodeando el casco antiguo.
A finales del S.XVI se lleva a cabo la construcción de una segunda muralla para hacer frente a las nuevas armas de artillería. Transcurría paralela a la primera dejando un espacio entre ambas que constituía un nuevo camino de ronda. Esta segunda muralla fue derruida años más tarde por motivos sanitarios y para facilitar la expansión de la ciudad, de ella sólo quedan restos del Baluarte de San Ferran, junto a la plaza de toros.
En 1974 Alcúdia fue declarada Conjunto Histórico Artístico junto con los restos arqueológicos de la Ciudad Romana de Pollentia.
En la actualidad Alcúdia es uno de los pueblos más visitados de la isla, sin duda debido a su patrimonio cultural conservado durante siglos y al gran ambiente que podemos encontrar en sus calles, sobre todo en los meses de verano.

alcudia calle
Calle Alcudia


Comenzaremos nuestra visita a la población recorriendo la Muralla Medieval.  La muralla se empieza a construir en el S.XIV como sistema de protección de la villa frente a los ataques enemigos, además de crear un lugar de refugio en toda la costa norte de la isla. A lo largo de su perímetro podemos encontrar veintiséis torres, dos puertas (originalmente eran tres); el foso, que aún se conserva parcialmente y dos baluartes.

Caminando por el bulevar, que comienza en la Puerta de Xara y se dirige hacia la Av. Príncep d’Espanya, recorremos la muralla por el exterior (en parte desaparecida) hasta llegar a la Iglesia parroquial de Sant Jaume. Construida sobre la antigua iglesia del S.XIV fue reconstruida, en estilo neogótico a finales del S.XIX, debido a un derrumbe de la cubierta que la dejó prácticamente inutilizada. Su planta es de nave única con capillas laterales y cubierta de crucería. En su interior se encuentra un retablo neogótico dedicado a Sant Jaume. En la fachada destaca una escultura de este mismo santo y un gran rosetón sobre el que podemos observar el escudo de la Villa. La Capilla de Sant Crist es una construcción contigua a la iglesia parroquial desde donde se accede a la capilla. De estilo barroco, fue construida para custodiar la talla de la imagen de Sant Crist que se encuentra junto a un retablo del mismo estilo.

Seguimos nuestra visita recorriendo interiormente la muralla y llegamos a la Puerta de Mallorca. Esta puerta, también llamada Porta de Sant Sebastià, era la que comunicaba la Villa con el Camino Real de Palma. Desde aquí, hacia el centro del casco antiguo, parte el Carrer Major que hace de eje divisor de la población en dos mitades.

Continuamos por el camino de ronda. En este tramo podremos recorrer la muralla desde arriba subiendo a ella por unas escaleras. Disfrutaremos de unas vistas sobre los tejados de la ciudad. Bajamos de nuevo al camino de ronda interior, a la altura del Baluarte de Vila Roja. Tras emprender el último tramo de la muralla llegaremos al Baluarte de Xara y poco después a La Puerta de Xara o Porta des Moll, puerta que antiguamente comunicaba con el puerto y que actualmente se encuentra aislada de la muralla

Desde la Puerta de Xara tomamos la calle que se introduce hacia la población, el carrer Moll, una estrecha calle con pequeños comercios que se alarga hasta el carrer Major. En un recorrido por las estrechas calles de la Vila podemos encontrar numerosas casas señoriales del siglo XVI. Construidas por nobles de la ciudad de Palma, sus fachadas son el reflejo de las ideas humanistas de la época aplicadas a la arquitectura civil. Muchas de estas casas han llegado casi inalteradas hasta nuestro tiempo como son las casa de Can Torró (Biblioteca, C/ Serra), Can Castell (Sede del Archivo Histórico y Sala de Exposiciones, C/ Serra), Can Doménech (sede del Consorcio de la Ciudad Romana de Pollentia), Can Costa o Can Canta; sin dejar de mencionar el edificio del Ayuntamiento, éste del S.XIX, que destaca por su fachada, la torre y el reloj.

alcudia plaza
Plaza Ajuntamiento (fachada lateral)

Sin duda el patrimonio cultural más importante de Alcúdia son los yacimientos arqueológicos de la Antigua Ciudad Romana de Pol.lèntia. La zona arqueológica se encuentra al sur del núcleo antiguo. Para visitarla es necesario salir de él y dirigirnos a la Av. Príncep d’Espanya, donde se encuentra la entrada. 

Los primeros hallazgos de estas ruinas se produjeron en el S.XVI de forma causal. No fue hasta 1923 cuando se realizan excavaciones sistemáticas con permisos y dotaciones económicas para llevarlas a cabo. 
En su extensión podemos encontrar diferentes áreas de excavación como La Portella, un área que se corresponde a un barrio de casas donde todavía se conserva parte de la muralla romana del S.III. El Fórum constituye el centro cívico y religioso de la ciudad. El Teatro Romano, situado a las afueras de la ciudad fue centro de ocio de ésta; hay que destacar la particularidad de que es un teatro excavado en la roca. En el Museo monográfico de Pol.lèntia, situado en el antiguo Hospital del S.XIV, podemos encontrar objetos y esculturas hallados en las diversas excavaciones.

Abandonamos ahora la población para dirigirnos hacia la Ermita de la Victoria. Desde el centro de la ciudad, tomamos el camí del Mal Pas hasta llegar al puerto deportivo El Cocodrilo. Siguiendo por el Camí de la Victòria, que transcurre junto a la costa, la carretera empieza a ascender hasta llegar al santuario.

La ermita, de estilo barroco, data del siglo XVII. En el interior podemos encontrar el retablo mayor de estilo barroco también y junto a él la imagen de la Mare de Déu de la Victòria. La construcción se encuentra en un entorno natural de pinar con vistas hacia la bahía de Pollença. Desde este punto se pueden emprender dos excursiones a pie: la subida a la Penya del Migdia, situada al noreste; y la subida a sa Talaia d’Alcúdia, en dirección sur. Desde ambas cimas podremos disfrutar de unas magníficas vistas de las bahías de Alcúdia y Pollença, el Cabo Formentor y en días claros, sobre el horizonte se puede divisar Menorca.

Otros lugares de interés que podemos visitar en Alcúdia son la Iglesia de Santa Anna. Situada frente al cementerio, fue construida en el S.XIII y es una de las iglesias de este siglo mejor conservadas de toda la isla.  Se trata de una  sencilla construcción con cubierta a dos aguas, puerta con arco de medio punto y fachada coronada por espadaña. Recientemente fue declarada Bien de Interés Cultural.

La Cova de Sant Martí se encuentra en dirección al Puig de Sant Martí. Se trata de una cueva natural donde se construyeron dos capillas dedicadas a Sant Martí y Sant Jordi.

La Torre Major la podemos encontrar en el Camí d’Alcanada. Constituye un punto de vigilancia fortificado del Port Major. Levantada durante el reinado de Felipe V su utilización militar se prolongó hasta el S.XX.

El Port d’Alcúdia, núcleo urbano nacido al amparo de los puertos deportivo y comercial, este último el segundo más importante de la isla desde donde parten los ferrys hacia Ciutatdella.

No podemos dejar de mencionar los importantes humedales que se encuentran en esta zona, el más importante s’Albufera, en dirección a Artà y s’Albufereta, en dirección a Pollença. Pero todo esto ya formará parte de otro magnífico día.


Fuentes:


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu comentario es importante, escríbelo aquí. Gracias...