28 de marzo de 2014

Andratx

Itinerario: Andratx (La Vila) - Camp de Mar – Port d’Andratx - Sant Elm

Tiempo: 1 día.
Consejo: Si deseamos realizar la excursión a la isla de Sa Dragonera (desde Sant Elm) es aconsejable hacerla en otro día porque nos llevará parte de éste.


Para realizar nuestra excursión debemos dirigirnos al sudoeste de la isla. Para ello tomamos, desde Palma, la autovía de Poniente (Ma-1) en dirección Andratx-Peguera, que en su tramo final se convierte en carretera de doble sentido. En aproximadamente media hora llegaremos a la localidad de Andratx donde comenzaremos nuestra visita.

El término municipal de Andratx se encuentra situado a los pies de la Sierra Tramuntana, en su vertiente sudoccidental. Las tierras de Andratx descienden desde las montañas hasta encontrarse con el mar en una costa acantilada con cabos, bahías e islotes donde podemos encontrar pequeñas calas de aguas transparentes. En el término existen cinco núcleos de población importantes, dos de ellos en el interior, entre los que se encuentra el pueblo de Andratx y los tres restantes en la costa.

Andratx o La Vila, como se la conoce popularmente, es la población más importante y centro administrativo del término municipal. En un paseo por el centro urbano de este tranquilo pueblo podemos encontrar la possesió de Son Mas, antigua alquería árabe donde actualmente se encuentra el Ayuntamiento de la ciudad. Otro edificio de interés es la iglesia parroquial de Santa Maria, en cuyo interior se conservan retablos barrocos y el magnífico Quadre des Moros, cuadro que representa el desembarco turco de 1578 en Andratx.
En un recorrido por la parte alta de la villa, en el barrio antiguo de Panteleu, podemos conocer mejor la historia de este pueblo contemplando edificios como el de la Cúria, el molino de sa Planeta y la torre de so na Gaiana.

Abandonamos el pueblo de Andratx para dirigirnos al sur por la ctra. Ma-1. Tomamos un desvío a la derecha, dirección Peguera, por la C-719. Antes de llegar a esta última población tomamos otro desvío a la derecha dirección a Camp de mar.

El núcleo urbano de Camp de mar se desarrolló durante las décadas de los años 80 y 90 con un enfoque claramente turístico. Ya en 1932 se construye el primer Gran Hotel de estilo colonial que en la actualidad ocupa otro de construcción más moderna. Cuenta con una hermosa playa de arena blanca y agua transparente frente a la cual emerge un pequeño islote, s’Illeta, al que se puede acceder por una pasarela. Otro lugar de interés es la Torre des Cap Andritxol, una fortificación construida para defender la costa de los ataques piratas de la época. Además de la numerosa oferta de actividades deportivas, entre la que destaca la práctica del golf, uno de los alicientes de este pequeño rincón de la isla es descubrir sus pequeñas calas donde disfrutar del baño y el sol en los calurosos días de verano o de su tranquilidad durante la época de menor afluencia turística. 

Salimos de este núcleo urbano por la ctra. Camp de Mar, en dirección al Port d’Andratx, llegando sin pérdida hasta esta última población.

El Port d’Andratx es uno de los puertos naturales más importantes y bellos de Mallorca. Esta localidad, surgida alrededor de las modestas casas de pescadores, es hoy un enclave turístico de gran importancia por su puerto deportivo, uno de los mejor dotados de la isla con un ambiente exclusivo; por la numerosa oferta de ocio nocturno y también por sus excelentes restaurantes donde degustar típicos platos marineros y delicioso pescado fresco.
En el edificio de Sa Llotja (La Lonja), situado junto al muelle, por las tardes se puede observar la actividad de los pescadores en la venta de sus capturas realizadas durante la mañana. A lo largo del Paseo Marítimo encontramos numerosas tiendas, cafeterías y restaurantes donde, si tenemos suerte, podremos tomar un refrigerio en sus terrazas junto a la orilla del mar y disfrutando de estupendas vistas. En el torrent des Saluet podemos ver como las pequeñas barcas se amarran a la orilla del estrecho canal que cruzamos por una pasarela de madera y que nos conduce hasta el puerto deportivo, donde se encuentra el Club de Vela y un poco más alejado el Faro. Dentro de la población podemos visitar la pequeña iglesia de Nuestra Señora del Carmen, patrona de los marineros.
En las noches estivales el Port d’Andratx se muestra bullicioso, elegante y animado, y el espectáculo de luces reflejadas en sus tranquilas aguas deja una de las más bonitas postales de la isla.
Además de las pequeñas calas urbanas que existen, en las proximidades del Port podemos disfrutar de otras hermosas calas como Cala d’Egos, al oeste o Cala Llamp, al sur.

Acabamos nuestra visita al Port y nos dirigimos en coche a S’Arracó. Salimos por la carretera que lleva a Andratx, pero a unos pocos kilómetros tomamos un desvío a la izquierda que por una carretera local nos lleva hasta esta pequeña localidad. Sin entrar en el pueblo, en la rotonda, giramos a la izquierda para tomar la ctra. Ma-1030 que nos conducirá hasta Sant Elm.

Sant Elm es un pequeño pueblo de la costa de origen pesquero que, como gran parte de los pueblos costeros de Mallorca, ha pasado a subsistir del turismo. Es la población situada más al oeste de la isla y por lo tanto más cercana a la península, condición que utilizó Jaume I “El Conquistador” para fondear en sus aguas antes de desembarcar en Santa Ponça, desde donde inició la reconquista de la isla.
Sus playas ofrecen un paisaje incomparable con la isla de Dragonera al fondo. La playa más importante es la conocida como sa Platja Grand, es la más accesible de todas y frente a ella se encuentra el islote des Pantaleu; sa Platja Petita se encuentra junto a la anterior y como su propio nombre indica es algo más pequeña pero igualmente accesible.
Otras calas que podemos encontrar en los alrededores son Cala Es Conills, Cala En Basset y Cala Es Carregador.

Los espacios naturales que podemos encontrar en los alrededores de Sant Elm son el Parque Natural de la isla de Sa Dragonera, esta isla se puede visitar con excursiones en barco que parten desde el pequeño puerto de Sant Elm.
El otro gran espacio natural es la Reserva Natural de Sa Trapa. Se trata de una finca que fue habitada por monjes trapenses a principios del S.XIX, los cuales construyeron un monasterio y un eficaz sistema de explotación agrícola, de los cuales podemos encontrar algunos restos; el Mirador de Sa Trapa es el lugar más alto desde donde se puede disfrutar de magníficas vistas hacia poniente, con Sa Dragonera emergiendo como un dragón en una de las puestas de sol más bellas de la isla.

Acabamos nuestra excursión volviendo hasta Andratx y desde allí a nuestro destino inicial.


Enlaces:
http://www.andratx.cat/portal/principal4.jsp?codResi=1&language=es


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu comentario es importante, escríbelo aquí. Gracias...